Añadir nuevo comentario

25 Dec

2016

Published by ballesterosdm

Hace más de 9 años que empecé a escribir en este blog (algunos años más si tenemos en cuenta a su predecesor). Desde entonces he escrito algo, al menos, una vez al año. Ya estamos en diciembre y, dispuesto a no romper con esa tradición, aquí estoy para hacer un pequeño resumen de lo que ha sido 2016.

Podría decir que, en cierto modo, 2016 ha sido un año de cambios.

Tras diez años practicando karate, en enero decidí aparcarlo idefinidamente. Estoy casi seguro de que, antes o despues, volveré a retomarlo, pero la verdad es que desde que me mudé a Londres ya no era lo mismo, nunca llegué a sentirme tan involucrado como lo estaba en Gijón.

Eso sí, como soy un culo inquieto, también en enero decidí empezar a entrenar con Premier Tri, un club de triatlón al suroeste de Londres. La verdad que desde el día que fui a la primera sesión de prueba, me di cuenta de que eran exactamente lo que estaba buscando. Un ambiente muy relajado que desde el primer día me hizo sentirme como en casa. Aunque, como era de esperar, a nivel deportivo he mejorado bastante (este año he hecho unos cuantos triatlones olímpicos y el año que viene espero hacer mi primer "medio ironman"), lo que me hace seguir entrenando es el buen ambiente y los buenos ratos que paso.... a quien quiero engañar, en esto del triatlón no voy a llegar muy lejos :D

Cambios también porque en mayo nuestra ex-casera nos comentó que necesitaba el piso y tuvimos que mudarnos. La verdad que no nos fuimos muy lejos y todavía seguimos en Battersea. El cambio ha sido para mejor, pero económicamente también la diferencia es bastante notable. Después de 3 años y medio por aquí, y con el precio que tienen los alquileres, es para empezar a pensar seriamente en la opción de comprar algo, pero con esto del Brexit casi que vale más esperar un poco, que todavía no se sabe lo que va a pasar.

Otro tema recurrente en este blog es la navegación. La verdad que en 2016 he estado un poco parado en ese aspecto. A principios de año pasé el examen para obtener el Marine Radio Short Range Certificate, uno de los pasos previos a obtener cualquiera de los Yatchmasters. Pero, sin duda alguna, la experiencia del año fue cruzar en un fin de semana el canal de la Mancha (en total casi 200 millas). Podéis echar un ojo a la ruta en http://www.movescount.com/moves/move99759586 y http://www.movescount.com/moves/move99758255. Fue una muy buena experiencia, pero mucho más duro de lo que me esperaba, especialmente a la ida, que tuvimos bastante mal tiempo y muy mala mar y, por primera vez, tengo que reconocer que me mareé... eso sí, fue un poco raro porque, en lugar de marearme en el barco (como hace la gente normal), me mareé en cuanto llegamos a puerto en Francia. Una sensación bastante desagradable, pero tras un par de horas de sueño en el camino de vuelta ya estaba totalmente recuperado.

Bueno, la verdad que han pasado más cosas en ese año, como por ejemplo mi primer crucero por el Mediterráneo, pero esto ya me está quedando demasiado largo.

¡Hasta la próxima!

Etiquetas 

reflexion, deporte, nautica