actualidad

22 Jun

Reinventando un idioma

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

actualidad

La tontería humana no tiene límites, debe de ser que como existen pocos problemas reales es necesario inventarse alguno nuevo. En esta entrada voy a hablar de algo que considero una total y absoluta pérdida de tiempo: el sexismo en el idioma. Me parece ridículo que a estas alturas nos tengamos que preocupar por si nuestro idioma es sexista o no lo es e intentar reinventarlo.

De todas formas, si lo que cierto sector de la sociedad quiere es reinventar el castellano (quizás dentro de poco sea la castellana), pues pongámonos a su altura, no voy a ser yo quien les lleve la contraria.

Quizás haya personas y personos que aprovechen lo que voy a escribir para tacharme de machisto, pero por mi parte tengo la conciencia tranquila. Me parece correcto, aunque no necesario, que en algunas ocasiones se trate de evitar el género masculino cuando existe otra palabra más general (por ejemplo utilizar "el alumnado" en lugar de "los alumnos" o "la humanidad" en lugar de "los hombres"), lo que ya no me cabe en la cabeza es que se inventen palabras nuevas.

¿Por qué ahora existen las juezas, las albañilas y quien sabe si las miembras y, sin embargo, no existen ni las pezas, ni los dentistos, ni los futbolistos? ¿Quién pone las normas? ¿Cómo funciona esto? ¿Cada uno puede inventar las palabras que le vengan en gana?

Pongamos un ejemplo. Un par de amigos se encuentran por la calle y uno le cuenta a otro que la policía ya ha arrestado a la chica que entró a robar en su casa. ¿Sería correcta la conversaciona siguiente?: "Pues como te iba diciendo, el otro día entro una caca en mi casa y se llevó lo que había en la caja fuerte. Por suerte un policío dio con ella y pude recuperarlo". ¿Policío? ¿caca?, como decía antes: ¿quién pone las normas?

Me gusta nuestro idiomo tal y como lo conozco, y por mucho que se empeñen seguiré diciendo "la juez" y no "la jueza" y seguiré insistiendo en lo estúpido e irrelevante que me parece este temo.

Sin más, un cordial saludo para todos y todas los lectores y lectoras...