nautica

25 Dec

2016

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

reflexion, deporte, nautica

Hace más de 9 años que empecé a escribir en este blog (algunos años más si tenemos en cuenta a su predecesor). Desde entonces he escrito algo, al menos, una vez al año. Ya estamos en diciembre y, dispuesto a no romper con esa tradición, aquí estoy para hacer un pequeño resumen de lo que ha sido 2016.

Podría decir que, en cierto modo, 2016 ha sido un año de cambios.

Tras diez años practicando karate, en enero decidí aparcarlo idefinidamente. Estoy casi seguro de que, antes o despues, volveré a retomarlo, pero la verdad es que desde que me mudé a Londres ya no era lo mismo, nunca llegué a sentirme tan involucrado como lo estaba en Gijón.

Eso sí, como soy un culo inquieto, también en enero decidí empezar a entrenar con Premier Tri, un club de triatlón al suroeste de Londres. La verdad que desde el día que fui a la primera sesión de prueba, me di cuenta de que eran exactamente lo que estaba buscando. Un ambiente muy relajado que desde el primer día me hizo sentirme como en casa. Aunque, como era de esperar, a nivel deportivo he mejorado bastante (este año he hecho unos cuantos triatlones olímpicos y el año que viene espero hacer mi primer "medio ironman"), lo que me hace seguir entrenando es el buen ambiente y los buenos ratos que paso.... a quien quiero engañar, en esto del triatlón no voy a llegar muy lejos :D

Cambios también porque en mayo nuestra ex-casera nos comentó que necesitaba el piso y tuvimos que mudarnos. La verdad que no nos fuimos muy lejos y todavía seguimos en Battersea. El cambio ha sido para mejor, pero económicamente también la diferencia es bastante notable. Después de 3 años y medio por aquí, y con el precio que tienen los alquileres, es para empezar a pensar seriamente en la opción de comprar algo, pero con esto del Brexit casi que vale más esperar un poco, que todavía no se sabe lo que va a pasar.

Otro tema recurrente en este blog es la navegación. La verdad que en 2016 he estado un poco parado en ese aspecto. A principios de año pasé el examen para obtener el Marine Radio Short Range Certificate, uno de los pasos previos a obtener cualquiera de los Yatchmasters. Pero, sin duda alguna, la experiencia del año fue cruzar en un fin de semana el canal de la Mancha (en total casi 200 millas). Podéis echar un ojo a la ruta en http://www.movescount.com/moves/move99759586 y http://www.movescount.com/moves/move99758255. Fue una muy buena experiencia, pero mucho más duro de lo que me esperaba, especialmente a la ida, que tuvimos bastante mal tiempo y muy mala mar y, por primera vez, tengo que reconocer que me mareé... eso sí, fue un poco raro porque, en lugar de marearme en el barco (como hace la gente normal), me mareé en cuanto llegamos a puerto en Francia. Una sensación bastante desagradable, pero tras un par de horas de sueño en el camino de vuelta ya estaba totalmente recuperado.

Bueno, la verdad que han pasado más cosas en ese año, como por ejemplo mi primer crucero por el Mediterráneo, pero esto ya me está quedando demasiado largo.

¡Hasta la próxima!

08 Jun

Los libros del velero Tintín

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

nautica

Hace un par de años asistí a la presentación y compré los "libros del velero Tintín":

  • Desde la Mar: escrito por Guillermo Cabal Guerra. En este libro nos cuenta de manera clara y detallada muchos de los aspectos técnicos y relacionados con la seguridad a tener en cuenta a la hora de vivir en un velero transoceánico.
  • Mecida por las olas: escrito por Isabel Navarro Delgado. En el libro nos cuenta las aventuras y desventuras vividas durante los primeros años como transmundista a bordo del Tintín.

A grandes rasgos, he de decir que ambos libros me han gustado y me han servido para seguir motivado con esa loca idea, que quizá algún día llegue a hacer realidad, de hacerme a la mar a conocer mundo a bordo de mi propio velero. Algo que he echado de menos, y que creo que habría tenido cabida en el libro de Guillermo, es algún consejo acerca de como ganarse la vida a bordo (aparte de vendiendo libros ;)

Aunque, como he dicho, a grandes rasgos los libros me han gustado y recomendaría su lectura a cualquiera que esté interesado en este mundillo, hay un rasgo común que he detectado en ambos y que no me ha gustado mucho: el tono de "superioridad" con el que están escritos. Pongo un par de ejemplos:

Leyendo el libro de Guillermo, se da por supuesto que o tienes un barco de al menos 15m de eslora con casi toda la tecnología del mundo mundial a bordo e incluso aire acondicionado, o mejor no te metas en esto que no tienes nada que hacer. Parece mentira leer esto en Desde la Mar cuando otros autores que llevan muchos más años en esto, como los Pardey, recomienden todo lo contrario tanto en tamaño de la embarcación como en número de cacharros, siempre bajo la máxima "no dependas de nada que no puedas reparar tú mismo".

Por otra parte, en el libro de Isabel no me gustan las referencias que hace al "capitalismo" y sus aires de superioridad cuando habla de aquellas personas que "necesitan del vil metal para ser felices". En general no me gustan las personas que por hacer algo diferente ya piensan que son mejores que los demás, pero menos aun en este caso en el que mucha gente podría decir lo mismo de alguien que vive en un velero con no pocas comodidades y viajando alrededor del mundo sin tener que preocuparse demasiado por el dinero.

01 Sep

Round the World Yacht Thrill

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

nautica, excursion

Yo al timón del Clipper 60

24 de agosto, 0500 de la mañana, suena el despertador, todavía no ha amanecido y me doy cuenta de que voy a pasar más horas viajando de las que he dormido ¿Por qué? Porque ese era el día que había reservado para disfrutar del Round the world Yacht Thrill que mis excompañeros de CTIC me regalaron cuando dejé la empresa.

Destino: Hamble, según google maps, tardaría 3 horas y pico en llegar, tengo que estar en el puerto deportivo a las 9:30, así que en marcha. Salgo temprano de casa, autobús hasta Clapham Junction, compro los billetes, tren hasta Southamptom, ¿cómo? ¿que ahora tengo que pagar un suplemento por ir en primera clase? (ya decía yo que los asientos eran muy cómodos), llegada a Southampton, café, zumo, brownie y tres cuartos de hora de espera, cojo de nuevo el tren y en poco menos de 30 min ya estoy en Hamble. Pienso "me sobra tiempo", pero al poco me doy cuenta de que ahora tengo que caminar unos 3Km por carretera (en su mayoría sin arcen) hasta llegar al puerto deportivo. Al final lo consigo, pero llego justo a la hora. Un poco de crema, me pongo la gorra y todo listo para empezar a disfrutar el día.

Breve explicación de como iba a ser el día, presentaciones no ¿para qué?, y caminamos hacia el barco, un impresionante Clipper 60, nunca había navegado en un barco tan grande. Una vez en el barco, nociones básicas de seguridad y nos ponemos a montar las velas. Todo listo para zarpar.

Durante la primera media hora estoy un poco perdido, hablan muy rápido y el vocabulario es totalmente nuevo para mi, pero al poco ya le voy pillando el truco y empiezo a moverme como pez en el agua :-P. La experiencia impresionante. Buen tiempo y más de 20 nudos de viento. Hicimos un montón de maniobras (viradas y trasluchadas), cogimos rizos, cambiamos las velas de proa varias veces (por cierto, la primera vez que navego con trinqueta)... aprendí un montón de cosas y mucho vocabulario nuevo.

Aprovechando la circunstancia, intenté informarme de como podía hacer para empezar a navegar regularmente los findes, pero la verdad es que no me dieron muchas pistas. Pese a la distancia y al cansancio del viaje, es una experiencia que le recomendaría a cualquiera que le guste navegar, de hecho estoy intentando repetirlo ahora con gente del trabajo.

Bueno, del viaje de vuelta a Londres no hace falta que os cuente nada, os podéis hacer una idea ;)

Podéis ver algunas fotos en el album que he creado en Google+

11 Jul

Cuaderno de bitácora

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

deporte, nautica, vela

Pasito a pasito sigo avanzando para en un futuro ¿lejano? acabar cumpliendo aquello que dije una vez de comprar un velero.

Por el momento, ya casi tengo el PER. Digo que ya casi lo tengo porque, aunque ya he aprobado el examen y ya tengo en casa los certificados de las prácticas de radio y de navegación a motor, estoy a la espera de encontrar un buen fin de semana para hacer también las prácticas de navegación a vela (opcionales) y añadir también ese certificado cuando solicite la licencia.

No obstante, por el momento ya me he apuntado al club de vela bahía de gión y estoy saliendo a navegar todos los domingos y algún que otro día por semana. Es un buen sitio para aprender (navegando con gente que de verdad tiene experiencia) y, sobre todo, pasar buenos ratos. Lo normal es salir a navegar en barcos de vela ligera, concretamente en 595 y, aunque yo siempre dije que soy más de crucero, reconozco que la vela ligera es lo mejor para aprender. De todas formas, uno de los días salimos a navegar en una embarcación de vela crucero, justamente en el mismo barco en el que hace unos 5 años saqué el titulín... ¡¡qué buenos recuerdos!!. El fin de semana pasado justamente, también "para variar un poco", salí a navegar en un monoplaza, al menos durante una hora, que fue el tiempo que conseguí mantenerlo a flote antes de que subiera el viento y lo volcase (lo volcase yo, no el viento :-P). Fue una buena experienca acompañada de una, no menos anecdóctica, maniobra de rescate. Al final, de todo se aprende.

19 Feb

Modelismo

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

nautica, modelismo

Hace poco (o relativamente poco) empecé a construir el modelo La Pinta 1492. Hasta entonces, el único contacto que había tenido con el modelismo había sido hace años cuando mi hermano y yo decidimos destrozar una maqueta que tenía mi padre por casa. El motivo principal de haberme puesto con esto es que siempre me he considerado bastante chapuzas para este tipo de cosas y me apetecía demostrarme a mi mismo que, por una vez, era capaz de hacer algo bien.

Por si alguien está interesado en echar un ojo a los progresos, he creado un álbum en picasa donde voy publicando los avances (más o menos semanalmente). Por el momento no me quejo de como van las cosas, mucho mejor de lo que me esperaba cuando empecé. Con el poco tiempo que llevo ya hay algo que tengo muy claro: esto me va a llevar mucho tiempo y a consumir mucha paciencia.

En otro orden de cosas, aunque algo relacionado, hace tiempo que quería sacar el P.E.R. (Patrón de Embarcaciones de Recreo) ¿recordáis que ya tenía el titulín?. Pues bien, en enero aprobé el examen y ahora sólo me queda hacer las horas necesarias de comunicaciones y de navegación (motor y vela) para que me den la licencia.... dentro de poco me convertiré en un joven lobo de mar =)

30 Aug

Windsurfeando

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

deporte, curso, nautica, windsurf, vela

Después de haber hecho un curso de crucero, me he decidido a hacer también uno de windsurf... parece que me estoy aficionando a los deportes de vela.

Al tratarse de otro deporte de vela, los conocimientos teóricos eran los mismos que los que había visto en el curso anterior, así que a lo único que tuve que acostumbrarme fue a mantener el equilibrio sobre la tabla (más difícil de lo que parece). El último día del curso (en total sólo fueron 3 días con la vela) conseguí no caerme al agua en todo el rato que estuve con la tabla, algo que parecía imposible después de verme el primer día.

El windsurf en general me gustó mucho, lo que no sé es cuando podré volver a practicarlo... quizás el verano que viene y con un poco de suerte algún finde por el invierno, pero no es muy fácil, al menos por esta zona, encontrar dónde y cómo hacerlo... el tiempo dirá.

02 Aug

Ya soy un "titulinado"

Published by ballesterosdm

Etiquetas 

deporte, curso, nautica

Para aprovechar esta semana que tenía de vaciones me decidí a hacer un curso de Patrón de embarcaciones a vela. Hace mucho tiempo escribí en el blog una entrada sobre las cosas que quería hacer antes de morir. Como veis uno de los puntos decía Comprarme un barco. A ser posible uno de vela, pues bien, se puede decir que esta semana he dado el primer paso.

Con este curso se incluían las tasas para hacer el examen para obtener el titulín (aka autorización federativa). Las restricciones que tiene este título son tantas que es difícil poder coger un barco sólo con él, pero bueno, es un principio. El siguiente paso será obtener un título un poco más importante para poder surcar los mares cuan viejo lobo de mar =)

La valoración del curso muy positiva, tanto por los compañeros, como por el monitor como por la distribución de los días... lo peor que el viento no quiso acompañarnos.